,, 

«Si no me puedo ejercitar al menos por una hora, no vale la pena empezar siquiera. Nunca estaré en forma.” 

“Como ya cené mucho de por sí, me puedo comer otras dos rebanadas de pastel. Nunca voy a perder peso.” 

 

“I can’t find time in my schedule to devote to learning a language, so why should I even try?”

 

¿Las afirmaciones anteriores te suenan familiares? Son ejemplos del pensamiento «todo o nada», el cual es uno de los tipos de distorción cognitiva más comunes que hay, y ésta sabotea nuestra capacidad de mejorar nuestras vidas. Incluso aunque realizar pequeños cambios que mejoren drásticamente nuestra vida sean completamente posibles. 

En LalTal, hemos hablado con mucha gente que quiere mejorar su vida a través de mejorar su inglés, y uno de los obstáculos más comunes que observamos es que las personas sienten que necesitan dedicar una hora completa cada semana a una sesión de tutoría en vivo, y simplemente no cuentan con el tiempo suficiente. (El pensamiento de «todo o nada» se muestra en muchas formas, pero esta es una de las más comunes). 

Lo que hemos visto es que, no solo la tutoría una vez a la semana no es una muy buena estrategia de aprendizaje, sino que además tiende a generar en la gente sentimientos de fracaso si no pueden llevarlas a cabo. La distorsión cognitiva es tan fuerte que algunas personas piensan que ya han fracasado incluso antes de comenzar. 

Esa es una de las razones por las que LalTal está diseñado para ayudarte a cambiar tus hábitos gradualmente, en tan solo 10 minutos al día. Sabemos que cuando, se trata de aprender un idioma, un poco es mejor que nada y la consistencia es la clave, por lo que te conectamos con un coach que trabaja contigo para establecer un plan de aprendizaje que funcione en este momento de tu vida, incluso si únicamente puedes practicar unos minutos de conversación antes de ir a la cama cada día. 

 

1% Mejor cada día 

 

A menudo, cuando intentamos incorporar un nuevo hábito en nuestra vida estamos ansiosos por ver resultados inmediatos, y no verlos puede desanimarnos y provocar que nos demos por vencidos. Pero te sorprenderá saber que mejorar tan solo un 1% cada día puede conducir a un resultado sorprendente en un periodo de tiempo relativamente corto.  

Tal como dice James Clear en Atomic Habits: «Cuando finalmente sales de la Meseta del Potencial Latente, las personas lo consideran como un éxito de la noche a la mañana.» 

Así que practicar un poco cada día es una forma más efectiva de obtener resultados reales. Cuando estés listo para incrementar tu práctica, tu coach trabajara en conjunto contigo para lograrlo. O si estás demasiado ocupado con el trabajo, uno de tus hijos está enfermo y necesita atención en la semana o cualquier otro inconveniente, tu coach puede reducir la carga de trabajo para que puedas seguir avanzando cada día, aunque sea un poco. Te ayudamos a vencer el pensamiento de «todo o nada» al premiar el progreso, no la perfección. 

Si quieres mejorar tu inglés y los demás enfoques no han funcionado para ti en el pasado, ¿por qué no tomar acción ahora mismo y empezar a acercarte hacia tu meta? Da clic a continuación para programar una sesión de metas gratuita para que conozcamos más acerca de cómo quieres mejorar tu vida a través del inglés. Y recuerda que algo es mejor que nada, así que comienza tu viaje de aprendizaje de inglés hoy mismo. 

A %d blogueros les gusta esto: